"Sucediendo"

Vamos por el Magdalena

“Vamos por el Magdalena”... es una canción que hace alusión a la vida representada por un río. El río, como la vida, cambia mientras avanza su cauce; tiene “sequías y subiendas”. El río, propicia el viaje e invita a soñar.

Conversaciones

Chabuca Granda

“Mi plácida niñez transcurrió en la quebrada de la bajada de los baños de Barranco balneario sobre el Pacífico; a ocho kilómetros de Lima. Un puentecito de madera reúne sus dos barrancos. Voy a menudo. Jamás en él veo el recuerdo, siempre como cuando niña, miro desde sus balaustres la vida por delante … curiosamente.”
Chabuca Granda


 

Musicalmente Chabuca Granda [1920 - 1983] fue la primera compositora peruana en darle brillo internacional a la música popular del Perú, sin que esta perdiera su identidad. Nació en un asentamiento minero, hija de una familia Limeña acomodada. Siempre tuvo contacto con la música, y más importante aún, contacto permanente con los sonidos de su propia cultura, pues nacer en Apurímac en una mina a 4.800 metros de altura, la llenó de sentido cultural de su país, de sus historias, sus paisanos, que después se convirtieron en el centro de sus canciones.

 

Conocí a Chabuca por esas reuniones, de guitarras y cantos, a las que me llevaba mi padre. Pero su valor se volvió aún mas evidente cuando llegué a Berklee y oí por segunda vez en compañía del guitarrista Aquiles Báez el cajón peruano, la letra, la voz, y por supuesto las guitarras peruanas que se convirtieron en una una razón para admirar la música peruana. Algo muy parecido sucedió con Totó la Momposina, a quien debo muchas de mis alegrías de adolescencia… y a quien después redescubrí musicalmente cuando me enamoré de sus ritmos y la riqueza de sus sonidos. De ella hablaremos después… por ahora regreso a Chabuca.

 

*

 

Viajé hace poco a Lima y estuve en el puente de los suspiros, donde Chabuca Granda vivió su niñez después de regresar de la mina. Allí conoció a la Señora Doña Victoria Angulo a quién le compuso “La flor de la canela”, una mujer de raza negra que se volvió su talismán, su motivo y su admiración. Igualmente, Barranco, donde queda el puente de los suspiros, el fue el lugar para vivir una niñez desprevenida, alegre, lejos de la formalidad social de Lima. Esos fueron los ingredientes que hicieron que Chabuca transformara la voz de la música popular de Perú, la voz de la cantante-compositora que le hablaba a amores frustrados e imposibles. Chabuca miró distinto al Perú y le cantó con el brillo de sus guitarra y su cajón.

 

Aquí les dejo estos videos grabados en Suecia de sus canciones, su voz y sus músicos.

 

Que los disfruten.

Mónica


 

"Fina estampa"


 

"La flor de la canela"

 

"Zapateo"

(0) Comentarios